Categorías
Metal

«Si juzgan a seis por los disturbios del Metal tienen que juzgar a todo el Río San Pedro»

  • Tres de los seis detenidos por los enfrentamientos durante la huelga han prestado declaración en el juzgado de Puerto Real.
  • La Confluencia Sindical de sindicatos minoritarios confía en que se retiren los cargos de altercados, daños y resistencia.

Vicente Reyes es jubilado de los astilleros de Cádiz y uno de los detenidos el pasado 16 de diciembre por los disturbios ocurridos en la huelga del Metal de mediados de noviembre en la provincia. Reyes prestó declaración ante el juez este martes en la capital y aportó un vídeo de una carga policial en la plaza de Jerez, en Cádiz, durante la manifestación que hubo de apoyo a los trabajadores del Metal. Vicente Reyes trata de demostrar con las imágenes que fue la Policía la que cargó contra él y no al contrario, «como trata de vender la Subdelegación de Gobierno».

Este miércoles, otros tres detenidos por los disturbios han prestado declaración en el juzgado de Primera Instancia de Puerto Real,

, acusados de desórdenes públicos, atentado contra agentes de la autoridad, lesiones y daños por los actos que tuvieron lugar a en la barriada del Río San Pedro durante los últimos días de la huelga del sector del Metal.

En la puerta del juzgado se han concentrado este miércoles miembros de la Confluencia Sindical que agrupa a varios sindicatos minoritarios, entre ellos Autonomía Obrera, CGT y USTEA, además de la Coordinadora de Trabajadores del Metal de Cádiz (CTM). Su portavoz, Manuel Martínez, ha solicitado el cese del Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, al que ha acusado de «torturador», y del subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, por seguir órdenes políticas para la «represión y detención de estas seis personas».

Martínez ha adelantado que la defensa ha solicitado la retirada de todos los cargos «porque con las imágenes captadas habría que juzgar a todo un barrio obrero como el del Río San Pedro». En este sentido, ha explicado que la asistencia letrada de los acusados la llevan a cabo abogados de la Confluencia de manera gratuita y los costes de expedientes y traslados corren por cuenta de una caja de resistencia, la misma que ayudó a los trabajadores en huelga para cubrir algunos de los días no trabajados.

El portavoz de la Confluencia Sindical ha anunciado que el próximo sábado 15 de enero se ha convocado una manifestación en Cádiz a las doce del mediodía que saldrá de la puerta del astillero de la capital, por la Carretera Industrial, hasta la Subdelegación de Gobierno. A Martínez, no le ha extrañado este miércoles la ausencia de UGT y CCOO en la concentración ante la puerta de los juzgados porque, en su opinión, «las direcciones de ambos sindicatos se han apoltronado y ya no representan a la clase trabajadora». Igualmente, ha lamentado que las centrales sindicales mayoritarias, convocantes de la huelga, «se pusieran de perfil cuando se actuó contra los piquetes informativos».

Los representantes de Confluencia Sindical confían en que jueces y fiscales retiren los cargos contra los seis acusados de desórdenes y altercados. Denuncian que fueron los antidisturbios los que cargaron contra los piquetes informativos que estaban en el astillero de Puerto Real hasta acorralarlos en la barriada del Río San Pedro. Su portavoz señala que la actuación policial durante tres días fue un acto de «represión». De hecho, asegura que varias pelotas de goma y botes de humo de los antidisturbios cayeron en el patio de una guardería de la barriada del Río San Pedro.

La defensa de los acusados trata de poner en pie que las detenciones fueron selectivas y discriminatorias, ya que los vídeos demuestran que la población protestó en las calles contra la actuación policial y el mejor ejemplo de ello es la indignación que suscitó la presencia de la tanqueta policial por las calles del Río San Pedro. En este sentido, los sindicalistas denuncian que los antidisturbios se «ensañaron con un barrio obrero». Según Reyes y los concentrados, «las detenciones fueron ilegales y lo que se ha buscado con esta actuación es amedrentar a la población».

Al mismo tiempo, la Confluencia Sindical ha advertido que la manifestación del próximo sábado también se extenderá a otros barrios obreros de España. Así, «Vallecas, en Madrid, ha confirmado que saldrá a la calle para mostrar su apoyo a los detenidos y contra la represión policial».