Categorías
Noticias

Personas imputadas por conflictos laborales en Bizkaia denuncian el castigo a la lucha obrera

Trabajadores y trabajadoras imputadas por su participación en diferentes conflictos laborales en Bizkaia han comparecido para denunciar su situación y criticar el papel del Gobierno de Lakua, al que acusan de «mandar a la Ertzaintza a reprimir» y posicionarse siempre del lado de las empresas.

Trabajadores y trabajadoras imputadas por su participación en diferentes conflictos laborales en Bizkaia –el Metal, PCB, Tubacex y Petronor– han comparecido este jueves ante la sede del Gobierno de Lakua en Bilbo para denunciar su situación y reivindicar la legitimidad de la lucha obrera como «único mecanismo que tenemos para hacer frente a la imposición, a la precariedad y a la pobreza. La patronal tiene las leyes y a los gobiernos de su parte. Los y las trabajadoras solo tenemos la lucha como herramienta legítima para defender y conquistar derechos para la clase trabajadora, y poder incidir en el cambio de estas leyes».

Estas personas han contado con el respaldo de los sindicatos CCOO, LAB, ESK y CNT. En el texto al que han dado lectura han recordado que están a la espera de juicio «con peticiones de penas de cárcel muy altas», en un intento de «criminalizar cualquier intento de lucha en defensa de unas condiciones de trabajo y de vida dignas».

Han destacado en este contexto el papel que juega el Ejecutivo que lidera Iñigo Urkullu, cuya «primera aportación» en cada conflicto ha sido «mandar a la Ertzaintza a reprimir protestas, apaleando, deteniendo bajo falsas acusaciones y aplicando la Ley Mordaza».

A su juicio, Lakua no ha protegido a los y las trabajadores ni siquiera cuando hubo sentencias judiciales contrarias a los ERE y ERTE, tampoco a defendido a las personas «amenazadas para que no secunden la huelga», ni junto a quienes «a veces pierden la salud y demasiadas veces la vida» en su puesto de trabajo.

«Tampoco hemos visto a ninguna patronal sufriendo detenciones o enfrentándose a un juicio ante la sangría incesante de accidentes laborales y muertes por falta de medidas de prevención, o por imponer situaciones de precariedad totalmente abusivas. Actúan con total impunidad porque alguien lo permite», han añadido.

Reunión, adhesiones y movilizaciones

Este colectivo de imputados e imputadas ha anunciado que solicitará una reunión a los departamentos de Empleo y de Seguridad «para exigirles que dejen de criminalizar la lucha obrera, resitúen su posición con respecto a las luchas de trabajadores y trabajadoras en Euskal Herria y dejen sin efecto las multas y denuncias interpuestas».

También van a poner en marcha una dinámica con el objetivo de recabar adhesiones a estas peticiones y llevarán a cabo diferentes movilizaciones, la primera el 25 de enero, fecha en la que tres trabajadores del metal serán juzgados. La cita será a las 12.30 frente a la Audiencia de Bizkaia, en la calle Barroeta Aldamar de Bilbo.