Categorías
Internacional

Los sindicatos mundiales piden a los suizos que voten a favor de la responsabilidad empresarial

Este domingo, los ciudadanos suizos votarán en el referéndum sobre la Iniciativa de responsabilidad empresarial. En caso de adoptarse, la iniciativa significará que las empresas con sede en Suiza serán legalmente responsables de lo que suceda en todas sus operaciones mundiales, incluidas sus cadenas de valor. Es un paso importante para responsabilizar a las multinacionales de las violaciones, sin importar en qué país ocurran; ya no podrán esconderse.

Gane o pierda, la lucha por responsabilizar a las empresas multinacionales ha dado un gran paso adelante y representa la esperanza para los trabajadores de todo el mundo.

Durante demasiado tiempo, las empresas multinacionales han podido ocultar sus abusos detrás de una apariencia de respetabilidad, utilizando la negación plausible cada vez que se señala un mal comportamiento. La forma en que el mundo ve la responsabilidad empresarial está cambiando. La Iniciativa de responsabilidad empresarial es parte de un empuje mundial de los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil para responsabilizar a las empresas de su comportamiento antiético.

Y nuestro mensaje es claro: vamos por ustedes, los haremos responsables.

La Iniciativa de responsabilidad empresarial fue creada por la Coalición Suiza para la Justicia Corporativa, compuesta por organizaciones suizas de derechos humanos y medioambiente, grupos religiosos y sindicatos. La iniciativa está dirigida a la actividad de empresas con sede en Suiza, incluidas las empresas multinacionales con las que se relacionan los sindicatos mundiales, como Glencore, LafargeHolcim y Nestlé.

Si la iniciativa tiene éxito, estas empresas, y todas las empresas con sede en Suiza, serán legalmente responsables de los abusos contra los derechos humanos y las violaciones medioambientales en cualquier parte del mundo, que sean causados por empresas bajo su control o influencia.

Como un gran avance, las víctimas de violaciones a los derechos humanos y daños medioambientales podrán solicitar reparación en Suiza.

Cuando una empresa pueda demostrar de manera creíble ante el Tribunal que realizó la debida diligencia y que tomó todas las medidas necesarias para prevenir las violaciones, quedará exenta de responsabilidad. Por tanto, la iniciativa tiene un efecto preventivo, ya que proporciona a las empresas un incentivo real para cumplir con sus obligaciones.

Esto también permitirá a Suiza y Francia, con su ley de diligencia debida similar de 2017, aumentar la presión sobre las multinacionales uniendo fuerzas en lo que respecta a los derechos humanos y el medioambiente. Dado que el proyecto de directiva europea previsto para 2021 continúa debatiéndose incluso durante la pandemia, queda claro que existe un consenso creciente sobre la necesidad de responsabilización en toda Europa.

La pandemia solo puede reforzar la necesidad de que las multinacionales estén fuertemente reguladas, ya que es inaceptable que se aprovechen de la crisis para incrementar sus ganancias a costa de los derechos de los trabajadores.

Como sindicatos mundiales, nuestra función es garantizar que los derechos de los trabajadores se respeten a nivel mundial.

Con esta iniciativa, las empresas multinacionales con sede en Suiza ya no pueden esconderse detrás de una legislación deficiente en un país de producción al otro lado del mundo; son legalmente responsables de toda la cadena de suministro. La infracción se puede cometer en el extranjero, pero se puede recurrir a un tribunal suizo.

Los sindicatos mundiales BWI, IndustriALL, IUF y UNI Global Union representan en conjunto a más de 90 millones de trabajadores en todo el mundo. Las cuatro organizaciones tienen su sede en Suiza.