Categorías
Internacional

Más de 250 millones de trabajadores se unen a la huelga nacional en India

A pesar de la represión, una huelga general conjunta de trabajadores y agricultores ha detenido a India. Más de 250 millones de trabajadores participaron en la huelga del 26 de noviembre.

Los sindicatos indios condenaron las detenciones de líderes de los trabajadores y agricultores en todo el país mientras se manifestaban juntos en una de las mayores huelgas generales a nivel nacional. Los dirigentes sindicales indios emitieron un llamado al gobierno para que derogue los códigos del trabajo antiobreros y las leyes agrícolas en contra del agricultor mientras una movilización masiva de trabajadores industriales y agrícolas de todo el territorio interrumpió la vida normal de todo el país en las zonas rurales y urbanas.

A lo largo y ancho del país, empleados tanto del sector público como del privado participaron en la huelga. El frente unido de las más de 250 organizaciones de agricultores, el Comité de Coordinación de All India Kisan Sangharsh (AIKSCC), extendió su apoyo a la huelga sindical y los sindicatos extendieron su apoyo a la movilización de agricultores “Chalo Delhi” (Ir a Delhi) los días 26 y 27 de noviembre. Los agricultores protestan contra las recientes leyes en contra de los agricultores que retirarían el precio de apoyo mínimo del gobierno a los productos agrícolas, con serias implicaciones para los ingresos y medios de subsistencia de los agricultores.

Los dirigentes sindicales expresaron su preocupación por el hecho de que, utilizando la COVID-19 como excusa, el gobierno ha desatado la represión a gran escala. La policía utilizó medios violentos para intentar detener a cientos de miles de trabajadores y agricultores que se dirigían a Delhi para manifestarse pacíficamente en la capital los días 26 y 27 de noviembre.

Sanjay Vadhavkar, secretario general de SMEFI y miembro del comité ejecutivo de IndustriALL, afirmó:

“A pesar de las severas medidas policiales en todo el país, los trabajadores participaron con entusiasmo en la huelga. Los recientes cambios en la legislación laboral, incluidos los nuevos códigos sobre seguridad social, salarios y relaciones industriales, deben revocarse, ya que no protegen los principios y derechos fundamentales en el trabajo”.

“En muchos aspectos van en contra de los compromisos de India en los foros internacionales de derechos humanos y derechos laborales. El mal manejo de la COVID-19 y las políticas económicas antipopulares empujaron a millones de personas a la miseria. Esta huelga y la acción conjunta con los agricultores enviarán un fuerte mensaje al gobierno para exigir políticas orientadas a los trabajadores y a las personas”.

Valter Sanches, secretario general de IndustriALL Global Union, declaró:

“Condenamos los violentos medios utilizados para detener la expresión democrática de la disidencia. IndustriALL se solidariza con el movimiento sindical indio y elogia su esfuerzo por formar una alianza de base amplia con los agricultores y los trabajadores agrícolas contra las políticas antipopulares”.

“Las exigencias de los sindicatos indios son genuinas, especialmente en la situación actual con un elevado desempleo y pérdida de puestos de trabajo, que se han visto exacerbados por la pandemia que asola al mundo, y en particular a India. El gobierno deber escuchar a los sindicatos y mantener un diálogo sincero para resolver los problemas”.

El comité ejecutivo de IndustriALL, que se reunió en línea el jueves 19 de noviembre, expresó su pleno apoyo y solidaridad con la huelga general.

El pliego de exigencias sindicales conjunto:

  1. La transferencia directa de efectivo de 7.500 Rs (US$ 101) para todas las familias que ganan menos del umbral del impuesto sobre la renta.
  2. 10 kg de ración gratuita por persona cada mes para quienes lo necesiten.
  3. La ampliación de la Ley Nacional de Garantía del Empleo Rural Mahatma Gandhi para proporcionar empleo de los 100 días actuales a 200 días de trabajo en las zonas rurales con salarios mejorados, y la extensión de este programa a las zonas urbanas.
  4. La revocación de todos los cambios antiobreros del código del trabajo y de las leyes en contra del agricultor.
  5. La detención de la privatización de las empresas del sector público, incluidas las del sector financiero. La detención de la corporativización de las entidades manufactureras y de servicios administradas por el gobierno en ferrocarriles, suministros militares, puertos y áreas similares.
  6. El retiro de la circular draconiana sobre jubilación prematura forzada de empleados del gobierno y del sector público.
  7. La provisión de una pensión para todos, restauración del plan de pensiones anterior y la mejora del EPS 95.

La plataforma sindical conjunta incluye centrales sindicales como INTUC, AITUC, HMS, CITU, AIUTUC, TUCC, SEWA, AICCTU, LPF y UTUC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s