Categorías
Historia Memoria

Salvador Seguí no habló en el Ateneo de Madrid

Uno de los lugares comunes y polémicos del anarcosindicalismo, así como del independentismo catalán de izquierdas, es un discurso del Noi del Sucre en el Ateneo de Madrid, el 3 de octubre de 1919. Lo es porque entre otros asuntos, habló de catalanismo y de la Lliga Regionalista, y mencionó de pasada la independencia de Cataluña. Sin embargo, como trataremos de aclarar en las siguientes líneas, ese día no hubo ninguna conferencia en el Ateneo y Seguí no estaba en la capital.

https://secure.gravatar.com/avatar/86ca43e8cac9720ebd502052fbdaefa3?s=100&r=pg&d=mm

Por Sergio Giménez Publicado en Serhistorico.net

Entre la última semana de septiembre y la primera de octubre de 1919, un grupo de representantes de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) catalana se desplaza a Madrid para dar una serie de conferencias. Llegan en gira de propaganda a uno de los feudos del socialismo y de la Unión General de Trabajadores (UGT), precisamente cuando el primero de octubre entraba en vigor la jornada laboral general de ocho horas, aprobada por el Gobierno de España mediante Real Decreto de 3 de abril de 1919, y lograda por la CNT tras la huelga de La Canadiense en Barcelona.

Primera causa de confusión: La prensa madrileña anuncia el primer mitin en el Teatro de la Comedia, para el 1 de octubre, miércoles, con Ángel Pestaña y Salvador Seguí entre los oradores. Pero la autoridad civil suspende el acto, asegurando que se trata de un simple aplazamiento.

El Noi del Sucre ni siquiera se había desplazado a la capital. Pestaña, en cambio, había llegado en tren el día 26 de septiembre en compañía de Francisco España, del Sindicato Único de la Madera de Barcelona. Junto a una mujer, fueron a entrevistarse con el Ministro de Gracia y Justicia para solicitar la libertad del compañero José Castellví, que llevaba 25 años preso. Aquella mujer iba a pedir que liberaran a su padre. Y este es el motivo que alegarán los anarcosindicalistas cuando los periodistas inquieran la causa de su presencia en la capital.

Segunda causa de confusión: La prensa anuncia otra conferencia con los mismos oradores para el jueves, 2 de octubre, en el Ateneo sindicalista de Madrid. Lo subrayamos porque no se trata de la conocida institución creada en el s. XIX, sino de otra fundada en 1913, embrión de la CNT en la capital.

Pestaña y Bajatierra en compañía de otros obreros al terminar la conferencia del Ateneo Sindicalista. Fuente: Heraldo, 3-10-1919. Foto: Alfonso

Esta vez hay suerte y el acto puede celebrarse. Seguí continúa en Barcelona; hablan España y Pestaña. Reiteran que el motivo del viaje es el caso Castellví, pero sus discursos están bien preparados y abordan los mismos temas que tratarán en las siguientes conferencias; entre otros, las características del anarcosindicalismo catalán (el Sindicato Único, la acción directa…), los entresijos de la exitosa huelga de La Canadiense, la violencia de patronos y autoridades locales o la incorporación de las clases medias al proceso revolucionario. Se refieren también a la “ficción del secesionismo catalán”, aunque aceptando la autonomía regional.

Anuncio en la primera página de El País, 3-10-1919

Viernes, 3 de octubre. Acontece el acto aplazado del Teatro de la Comedia, organizado también por los militantes del Ateneo. De nuevo, la prensa madrileña anuncia a Seguí; incluso acude una comitiva de sindicalistas a la estación de Atocha para recibirlo. No llega. Repiten, pues, Pestaña y España, esta vez con presentación y presidencia de Mauro Bajatierra. Insistimos: discursos muy bien planificados; repiten los temas. Sólo un detalle: España pide que el público no aplauda y explica por qué; Pestaña lo había hecho el día anterior y volverá a hacerlo al día siguiente:

Camaradas: En Cataluña es muy común, es corriente que el público que escucha al orador, sobre todo en nuestros actos, se abstenga de aplaudir; nosotros no somos toreros; nosotros no vamos a conquistar ningún pedestal; nosotros somos trabajadores.

Sábado, 4 de octubre. Llega Seguí en compañía del secretario de la Federación local barcelonesa, Josep Molins; de Simó Piera, del Sindicato de la Construcción; Domingo Martínez, de la Metalurgia, y Valentín de Pedro, escritor argentino que entonces estaba organizando el Sindicato de Profesiones Liberales en Barcelona. Por la tarde, ahora sí, Pestaña y Seguí acuden a un acto sindical a favor de carteros despedidos, en la calle Delatores 24, y por la noche repiten ambos en el teatro de la Casa del Pueblo, en un evento organizado por la Escuela Nueva.

Recibimiento al segundo grupo de sindicalistas catalanes en la estación madrileña de Atocha, 4-10-1919. Fuente: El Día

Pestaña vuelve a hablar sobre los mismos asuntos. Seguí profundiza en el tema del Sindicato Único y lanza una peroración en que desecha tanto a los partidos socialistas como a los grupos anarquistas para llevar a cabo las transformaciones revolucionarias. Los Sindicatos –asegura— no sólo deben ser escuela de formación y capacitación de las masas trabajadoras, sino que también deben ser los órganos que planifiquen la revolución, la dirijan y administren la sociedad postrevolucionaria. Al decir de Seguí, el libre acuerdo de Kropotkin no es válido y se reconoce seguidor de las tesis sindicalistas del economista holandés Christiaan Cornelissen.

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención de la intervención del leridano ha sido la primera parte del discurso, en que da un claro mensaje de internacionalismo obrero y critica con saña a la burguesía catalana y a la Lliga regionalista:

[…] Se habla, con demasiada frecuencia por cierto, de los problemas de Cataluña ¿Qué problemas de Cataluña? En Cataluña no hay ningún problema; el único problema que pudiera haber planteado en Cataluña está planteado por nosotros; pero el problema que está planteado por nosotros no es un problema de Cataluña, es un problema universal. […]

En Cataluña no hay problema catalán, porque allí solamente siente ese problema la burguesía organizada, que está bajo los auspicios de la Liga regionalista.  […]

La Liga regionalista ha pretendido, y en parte ha logrado, dar a entender a toda España que en Cataluña no hay otro problema que el suyo: el regionalista. Esta es una falsedad; en Cataluña no existe otro problema que el que existe en todos los pueblos libres del mundo, en toda  Europa;  un  problema  de  descentralización administrativa que todos los hombres liberales del mundo aceptamos; pero un problema de independencia nacional, un problema de autonomía que esté lindante con la independencia no existe en Cataluña porque los trabajadores de allí no queremos, no sentimos ese problema, no solucionamos ese problema bajo esas condiciones. (Aplausos.) 

Que se dé, no ya la autonomía, que ésta después de todo es aceptable: que se dé incluso la independencia  a  Cataluña,  y ¿sabéis  quiénes serían los primeros en no aceptar la independencia de Cataluña? Nosotros, no;  de ninguna manera; nosotros nos entenderíamos muy bien y pronto con la burguesía catalana. ¿Sabéis, repito, quienes serían los primeros en no aceptar la  independencia  de  Cataluña?  Los  mercaderes de la Liga regionalista; la misma burguesía catalana, que está dentro de la Liga regionalista, sería la que no aceptaría de ninguna manera la independencia de Cataluña.[…]

Salvador Seguí (texto de España Nueva reproducido en Elorza, 1976: 48-50). El subrayado es nuestro

Domingo, 5 de octubre. Última parada: Salón Olimpia (hoy Teatro Valle-Inclán), en la plaza de Lavapiés. Diez de la mañana. Un gentío en la calle espera para entrar. Esta vez habla la expedición al completo.

Aspecto exterior del Salón Olimpia antes de comenzar el acto. Fuente: El Liberal

Seguí no hace referencia alguna al catalanismo ni a la Lliga. Critica a la prensa reaccionaria madrileña por desvirtuar a los confederales publicando falsedades, y luego le llega el turno a la de Barcelona por hacer el juego a los burgueses lanzando campañas para difamar a los sindicalistas. Se refiere a los atentados, reprende a la patronal catalana y concluye con un llamamiento a las clases medias y a los intelectuales, asegurando que en Barcelona ya habían comenzado a ingresar en el Sindicato de Profesiones Liberales recién creado.

Salón Olimpia. Preside Bajatierra, en el centro. Quizá la figura espigada que interviene sea Pestaña, o Piera. Fuente: Mundo Gráfico

***

La prensa madrileña de la época hace referencia a todos los mítines y no es difícil encontrar reproducciones de las charlas más o menos resumidas, más o menos cortadas. Es más, los discursos de Pestaña y Seguí en el teatro de la Casa del Pueblo fueron taquigrafiados y se reprodujeron por completo en el diario madrileño España Nueva (con repeticiones, reiteraciones y estructura de espontaneidad oral). Por ello también serán recogidos después en el folleto El Sindicalismo Libertario en Cataluña (Lux, s.f), aunque sin la parte de Seguí referente al catalanismo y a la Lliga Regionalista, así como en diferentes trabajos publicados en Francia e Iberoamérica desde los años 50, y en España tras el franquismo.

Tercera causa de confusión: Pere Foix, un veterano anarcosindicalista pasado al catalanismo, tergiversó las palabras del Noi del Sucre al reproducir el discurso de la Casa del Pueblo en su obra Apòstols i mercaders, concluida al menos desde 1949 (ganadora de los Juegos Florales de Montevideo) y editada en México DF en 1957. ¿Intencionadamente? No lo sabemos: Quizá no; quizá lo escribiera siguiendo el guión de otro diario de la época y aportara el resto de memoria (en el libro, en general, abundan las imprecisiones):

[…] En Cataluña, los elementos reaccionarios del catalanismo, a menudo levantan la bandera de las reivindicaciones catalanas, en un sentido nacionalista. Y cuando más ruido hacen es en los momentos en los que se produce un hecho social de resonancia, talmente como si buscaran la intervención de las autoridades del Estado español para abatir a los trabajadores catalanes. Nosotros, lo digo aquí en Madrid, y cuando conviene también lo digo en Barcelona, somos y seremos contrarios a estos señores que pretenden monopolizar la política catalana, no para lograr la libertad de Cataluña, sino para poder defender mejor sus intereses de clase. […] Os podría asegurar que estos reaccionarios temen el enderezamiento nacional de Cataluña, y que lo rechazarían si Cataluña no les estuviera sometida. Y como saben que Cataluña no es un pueblo insensible, nunca intentan desvincular la política catalana de la española, mientras que nosotros, los trabajadores, como sea que con una Cataluña independiente no perderíamos nada, más bien al contrario, ganaríamos, la independencia de nuestra tierra no nos da miedo. Estad seguros, amigos madrileños que me escucháis, que si algún día se habla seriamente de independizar Cataluña, los primeros, y quizá los únicos que se opondrían a la libertad de Cataluña, serían los capitalistas de la Liga Regionalista y del Fomento del Trabajo Nacional.[…] 

Salvador Seguí (texto reproducido en Foix, 1976: 99-100). La traducción del catalán y el subrayado son nuestros

Cuarta causa de confusión: Varios autores han situado la conferencia en el Ateneo de Madrid. Es el caso del historiador y político Isidre Molas en Salvador Seguí: escrits (1975). Así, para intentar resolver qué dijo exactamente Seguí ese día y cómo interpretarlo, se ha comparado con su alocución de la Casa del Pueblo, cuando en realidad es el mismo discurso.

Como tantas otras veces en la historiografía, los errores fueron copiados y es habitual leerlos aún hoy en libros, diarios y redes sociales. Nosotros no hemos descubierto la rueda; existen trabajos que aclaran bien el asunto. La cuestión es el poder que tienen los referentes históricos para justificar posiciones ideológicas del presente. Nihil novum sub sole.

Foto de cabecera: Tras el acto en la Casa del Pueblo organizado por la Escuela Nueva: Molins, Martínez, Pestaña, Seguí, Piera, Bajatierra y España (cortado). Foto: Salazar

Bibliografía

Díez, Xavier (2016), El pensament polític de Salvador Seguí. Barcelona: Virus.

Foix, Pere (1976), Apòstols i mercaders. Barcelona: Nova Terra.

Pestaña, Ángel; Seguí, Salvador (s.f.), El sindicalismo libertario en Cataluña. Santiago de Chile: Lux.

 Seguí, Salvador (1976), Artículos madrileños de Salvador Seguí [edición de Antonio Elorza]. Madrid: Cuadernos para el diálogo.

Seguí, Salvador (2021), Salvador Seguí, el colós de l’anarquisme [edición de Jordi Martí Font]. Tarragona: Lo Diable Gros.

Hemerografía

Prensa madrileña de la última semana de septiembre y la primera de octubre de 1919. Hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España: El Heraldo, El País, El Sol, Mundo Gráfico, El Día, El Liberal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s