Categorías
Comunicado Sindical

La CGT de Catalunya ante la gestión política de la pandemia COVID

En un comunicado difundido este miércoles, el sindicato CGT de Catalunya cuestiona enérgicamente la deriva que los gobiernos español y catalán han tomado respeto la gestión de la pandemia, sus consecuencias laborales, sanitarias, sobre los sistemas de salud y la crisis general que se deriva. Publicamos el comunicado completo.

La CGT de Catalunya ante la gestión política de la pandemia COVID

Desde el Secretariado Permanente de la CGT de Catalunya observamos con preocupación la deriva que los gobiernos español y catalán han tomado respeto la gestión de la pandemia, sus consecuencias laborales, sanitarias, sobre los sistemas de salud y la crisis general que se deriva.

Lejos de aumentar el presupuesto por la sanidad pública de nuestro país que desde hace muchos años se ha visto recorte y precarizada, el Gobierno apuesta para trasladar toda la responsabilidad en la población sin tomar medidas estructurales para hacer frente al virus. Esta culpabilización no solo es en cuanto a su propagación, sino que las operaciones canceladas, las horas de especialista reprogramadas a meses, o años vista, una atención primaria desbordada son también por culpa nuestra y no por su incompetencia o carencia de voluntad política para destinar más recursos.

Pero como tienen que hacer ver que hacen algo, se centran en aquello que no se los representa ningún coste pero es ineficaz, como los toques de queda nocturnos, mascarillas obligatorias en espacios abiertos o un pasaporte Covid que tampoco garantiza evitar contagios entre la población vacunada, como ya es conocido. Este control hace asumir al personal de los centros donde se requiere para poder acceder, responsabilidades que no los son propias, tareas de policía que los hace exponer a situaciones con clientes que pueden comportar una afectación de su seguridad y salud laborales. Así nos lo traslada el personal que trabaja: están hartas.

No se puede ignorar la responsabilidad individual y colectiva de la población, al contrario, porque la vacunación esté al alcance de toda la población mundial (no solo la de la población de aquellos estados con suficiente capacidad económica para hacer frente a los precios que las grandes farmacéuticas están imponiendo para acceder a las vacunas) se tiene que ser conscientes de la necesidad de tener acceso a la vacuna y, en consecuencia, de liberar sus patentes. Con más razón todavía cuando el desarrollo de estas ha sido posible por la inyección ingente de fondos públicos.

No obstante, observamos claramente que el objetivo de los gobiernos no es el de luchar por la facilidad de acceso a la vacunación de toda la población mundial ni mucho menos la de mejorar el sistema público de sanidad, medidas que son imprescindibles si queremos parar la pandemia.

También somos conscientes que en la medida que podamos la clase trabajadora haremos frente al virus tomando aquellas medidas que estén en nuestras manos. No obstante, esto no tiene que comportar que grandes empresas acaben viéndose todavía más beneficiadas a expensas de los sacrificios de las trabajadoras y trabajadores.

Constatamos una y otra vez, que cuando hay medidas sanitarias ampliamente efectivas pero que requieren de aportaciones de recursos son sistemáticamente ignoradas. Hacer la vista gorda a la capacidad de contagio que tienen las personas vacunadas, para no pagar la baja médica por cuarentena, es un reciente ejemplo.

Es por este motivo que exigimos en el Gobierno de la Generalitat y al del Estado Español que se tomen las siguientes medidas de forma urgente:

1. Aumento de la inversión en el sistema sanitario catalán y español que repercuta directamente en una mejora en el acceso a la sanidad y contratación masiva de personal sanitario para poder afrontar la situación de crisis sanitaria con dignidad y garantizando los derechos laborales de las trabajadoras sanitarias.

2. Dejar de apostar por medidas de seguimiento y control policial y sustituirlo para asegurar la correcta ventilación, aforo y uso de mascarillas a todos los interiores con actividad pública.

3. Permisos retribuidos para personas en situación de aislamiento por contacto estrecho, estén o no vacunadas.

4. Gratuidad de las macetas de antígenos y PCR por cualquier que quiera hacerse una prueba.

5. Reconocimiento de la baja por riesgo durante el embarazo por aquellas trabajadoras embarazadas expuestas al virus de la Covid en sus puestos de trabajo.

6. Permiso retribuido para tener cura de los hijos e hijas y otras personas a cargo en situación de aislamiento por Covid o por contacto con positivos de Covid.

7. Responsabilizar a las empresas para que emprendan medidas preventivas de la Covid en los centros de trabajo y proceder a sancionar aquellas que no observen las normas de seguridad y salud en el trabajo necesarias para prevenir contagios. Más Inspecciones.

Solo potenciando el sistema sanitario, garantizando el acceso universal a las vacunas contra la Covid y apelando a la responsabilidad colectiva podremos acabar con esta pandemia. Los recortes de derechos para hacer ver que se actúa no tendrían que formar parte nunca de las medidas a aplicar y mucho menos cuando se ha demostrado que las mismas son ineficaces para parar el virus de la COVID-19.

Secretariado Permanente de la CGT de Catalunya