Categorías
Noticias

Huelga indefinida de los 1.000 trabajadores de Alcoa de Cervo (Lugo) desde el 4 de octubre

La plantilla intensifica sus protestas, después de varias semanas de movilizaciones con cortes de tráfico en Lugo y concentraciones como la de hoy, donde han quemado neumáticos y un cartel de la empresa.

Alrededor de un millar de trabajadores de la fábrica de Alcoa en Cervo (Lugo), más de 500 de la planta de aluminio y otro medio millar de la de alúmina, están convocados a una huelga indefinida a partir de este domingo 4 de octubre. La decisión ha sido tomada por unanimidad hoy en asamblea, tras el fracaso de las negociaciones entre la empresa y Liberty para vender la factoría y también después de una mesa sin acuerdo entre la multinacional y el comité de empresa, que acusa de “mala fe” en el proceso a la compañía estadounidense.

Según ha informado el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, la convocatoria para este paro indefinido ya ha sido registrada y de este modo la plantilla intensifica sus protestas, después de varias semanas de movilizaciones con cortes de tráfico en la provincia de Lugo y concentraciones como la de este martes a las puertas de la factoría, donde han quemado neumáticos y un cartel de la empresa.

Xunta y Gobierno central también coinciden en acusar a Alcoa de “mala fe” en la negociación con Liberty, puesto que, de hecho, tras romper las conversaciones el pasado martes, también rechazó la oferta realizada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para que fuera ésta la que adquiriera la fábrica. Por su parte, la multinacional del aluminio asegura haber negociado de “buena fe”, pero critica que las alternativas planteasen condiciones “fuera de mercado” y advierte que la refinería de alúmina de San Cibrao “no se incluyó en proceso de consulta ni en el de venta”.

En este escenario, el vicepresidente económico gallego, Francisco Conde, ha asegurado que ambos ejecutivos estudian “todas las vías” desde el punto de vista jurídico y administrativo, incluida la de la intervención, para lograr que Alcoa “deje de operar la planta” y dé paso a Liberty.