Categorías
Actualidad Trabajo

La ‘gran renuncia’ en el sector de hostelería: mano de obra esclava

En los últimos tres años, más de 70.000 personas han abandona la profesión.

¿Falta personal para trabajar en hostelería en España? Las patronales dicen que sí, pero los datos demuestran lo contrario. Y es que, según un estudio, la insuficiente mano de obra responde a la precariedad en el sector que está produciendo una huida de trabajadores hacia otras actividades en busca de mayor estabilidad y mejores condiciones laborales. Un fenómeno similar al ocurrido en EEUU bautizado como la “gran renuncia” o abandono voluntario del empleo.

Desde el inicio de la pandemia, más de 70.000 personas en España ha abandonado la profesión, según datos aportados por CCOO. La razón de este éxodo hay que buscarla en las pésimas condiciones laborales de las plantillas. El sindicato denuncia que «las patronales buscan mano de obra barata, esclava, de otros países, antes que mejorar la situación con un empleo digno y con mejores salarios». Turnos partidos, dificultades para la conciliación, “ni tan siquiera un fin de semana de descanso al mes” en muchos casos. “Personal para trabajar en hostelería hay, pero es necesario que se le ofrezca seguridad laboral y buenas condiciones salariales y de trabajo”.

Según los datos de afiliación a la Seguridad Social, en 2022 ha habido 1.352.782 personas trabajadoras por cuenta ajena contratadas en el sector, lo que supera en un 0,53% la afiliación media de 2019 (1.345.603). Por otro lado, analizando los datos de afiliación a la Seguridad Social de la Hostelería en España vemos que ésta ha tenido un incremento de 201.954 empleos con respecto al año anterior (+13,71%). “Por lo tanto, queda claro que todas las ofertas de empleo se cubrieron, contradiciendo estos datos, una vez más, a los que critican la falta de personal en la Hostelería y evidenciando que las plazas de trabajo que no se cubren son las que ofertan condiciones inaceptables y en muchos casos fraudulentas”.

as patronales hosteleras se quejan de la falta de personas cualificadas en los puestos de camareros o cocineros, profesiones que en los últimos años han sido vistas por los trabajadores, sobre todo por los más jóvenes, como ocupaciones temporales y no como ocupaciones con recorrido que les permitan vivir dignamente. La solución pasa, a juicio del sindicato, por un mayor compromiso de las empresas en ofrecer mejores condiciones y mayor formación como inversión a corto y largo plazo.

Otro de los problemas que se plantea en el sector, principalmente en las zonas más turísticas, es la falta de viviendas y el encarecimiento de los pisos de alquiler, lo que se evidencia aún más en la necesidad de desplazamiento por trabajo de unas comunidades a otras en temporadas altas.