Categorías
Noticias

El sector del metal en Alacant, el próximo que podría ir a una huelga indefinida

Tras dos primeros paros, ambas partes mantienen posturas muy alejadas. También el sector de la limpieza se encuentra en huelga indefinida en Castelló.

A pesar del seguimiento masivo de las huelgas del 18 y el 23 de noviembre, las posiciones de sindicatos y patronal no se han movido un milímetro. El próximo paso sería ya un paro indefinido para todo el sector del metal de la provincia de Alacant, unos 40.000 trabajadores, no solo de grandes empresas de fundición y del juguete, sino también otras muy diversas, como por ejemplo las telecomunicaciones o aquellas encargadas del mantenimiento de hospitales o los ascensores.

El origen del conflicto se encuentra en la renovación del convenio provincial, caducado desde 2019 y que no se ha podido avanzar la negociación del nuevo por las restricciones provocadas por la pandemia. Los representantes de los trabajadores exigen un incremento salarial del 1,25% que además se actualice según la inflación, mientras que la Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Alicante (Fempa) se quiere limitar la actualización por IPC al 0,25%, un tope que los sindicatos ven «inasumible».

«Estamos hablando de sueldos, para un peón, de 1.000 euros y la luz no sube a todos por igual. Sabemos que la subida de los precios no es culpa de las empresas, pero no puede ser que todo el peso de la inflación vaya a costa de perder capacidad adquisitiva los trabajadores, al menos tiene que repartirse entre ambas partes», explica Rafa López, secretario general de CCOO-PV en las comarcas centrales.

Por otro lado, desde Fempa se insiste que un incremento salarial así sería «lesivo e irresponsable» teniendo en cuenta «la situación económica actual de incertidumbre» y de «pérdida de competitividad» del sector.

Quien ya se encuentra en huelga indefinida desde el pasado lunes 22, es el sector de limpieza de edificios públicos de la provincia de Castelló. Casi 8.000 trabajadoras –el sector está prácticamente compuesto por mujeres– pararon en protesta por el intento de la patronal de eliminar el complemento para el transporte y los pluses de antigüedad y absorberlos dentro de los salarios para así llegar al salario mínimo. Actualmente el salario según convenio es de 784 euros, mientras que el SMI se encuentra fijado en 946 euros mensuales.

Des de CCOO se denuncia que esto supone «una pérdida de derechos y poder adquisitivo» y que, además, los sueldos «llevan dos años congelados». Aun así, desde la patronal se pretende mantenerlo congelado, al menos, dos años más. Por ahora el paro se circunscribe a la provincia de Castelló, aunque no se descarta que el paro se extienda al resto del País Valencià.

Los sindicatos cifraron el seguimiento de la huelga en el 75% y su acción ya es bien visible en grandes edificios públicos, como la Universidad Jaume I, donde las trabajadoras recibieron el apoyo de algunos colectivos estudiantiles.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s